¿Es seguro tu protector solar?

Ya de entrada os digo que, no todos los protectores son iguales, ni todos son seguros. Si quieres saber más, sigue leyendo.

No os diré nada nuevo, si os digo que, el sol es necesario para nuestro cuerpo. El sol es fuente de vida, nos da energía y bienestar. Influye positivamente en nuestro estado de ánimo y nos ayuda a sintetizar la vitamina D, para absorber el calcio y el fosforo.

Pero hay que ser responsables y tener sentido común, a la hora de tumbarnos a tomar el sol, y en lo que nos ponemos en la piel para protegernos de él.

¿Qué es la melanina?

Nuestro cuerpo tiene un sistema de defensa natural contra la luz ultravioleta. Actúa de 2 formas: absorbiendo la radiación o desviándola. A nivel epidérmico tenemos el ácido urocánico, la melanina, el ADN, el ARN y el triptófano. A nivel de la dermis, la hemoglobina sanguínea, la bilirrubina tisular y el betacaroteno de la grasa. La melanina constituye el factor de protección más importante. La exposición solar estimula su producción y por eso nos bronceamos. No todos tenemos el mismo grado de tolerancia a los dañinos efectos de los rayos ultravioletas. Dependiendo del fototipo de piel que tengamos.

¿Qué es el fototipo de piel?

Existen 6 fototipos cutáneos:

Fototipo I Siempre se quema nunca se broncea.

Fototipo II Casi simpre se quema y a veces se broncea

Fototipo III A veces se quema y generalmente se broncea

Fototipo IV Raro que se queme y siempre se broncea

Fototipo V Razas pigmentadas

Fototipo VI Raza negra

¿Qué es el SPF (factor de protección solar)?

El número de SPF se refiere a cuánto tiempo una persona puede permanecer al sol sin quemarse.

Se coge de referencia 10 minutos que se considera que empezamos a quemarnos y se multiplican por el SPF.

Esto quiere decir que si un protector solar tiene 15 SPF, haríamos 15 x 10 = 150 minutos (2’5 horas).

Si es SPF 30, 30 x 10 = 300 minutos (5 horas )

Si es SPF 50, 50 x 10 = 500 minutos (algo más de 8 horas)

Esto es una barbaridad de tiempo, hay que tener en cuenta que durante todo ese tiempo sudamos, nos metemos en el agua, la crema se evapora, que no es lo mismo el sol de las 9 de la mañana que el de las 3 de la tarde. Con esto ¿que quiero decir? Pues algo que recomiendan los dermatólogos y que muchas veces no hacemos, aplicarnos con frecuencia el protector solar, cada 2 horas como mínimo.

Seguramente esto os sorprenderá, ante la pregunta ¿los SPF más altos protegen más? La respuesta parece obvia y seguro que decís que sí. Pero no hay una diferencia significativa.

Un SPF 15 protege un 94% de los rayos UVB, SPF 30 protege un 97% y un SPF 50 un 98%.

Podemos ver que esto de los SPF no siguen una regla de 3.

Los factores muy altos de 50 o superior, ofrecen a los consumidores una falsa sensación de seguridad y no ofrecen una protección mucho más alta.

Los dermatólogos recomiendan un SPF 30 y de amplio espectro.

Existen por lo menos cuatro sistemas de medición del FPS: americano (FDA), australiano (SAA), europeo (COLIPA) y aleman (DIN)

¿Qué tipos de rayos emite el sol?

ULTRAVIOLETAS

*UVA: atraviesan la epidermis y llegan a la dermis (capa más profunda). Producen el bronceado y el envejecimiento prematuro de la piel. Son los causantes de las alergias solares.

*UVB: llegan solo a la epidermis. Son los que producen las quemaduras y algunas afecciones graves como el cáncer. La capa de ozono filtra en parte algunos de estos rayos. Son los responsables de la síntesis de la vitamina D.

*UVC: son los más peligrosos, pero la capa de ozono se encarga de filtrar.

INFRARROJOS

Son los que generan calor. Producen en la piel sensación térmica

Tipos de filtros solares que existen en el mercado

* Los filtros UV de origen químico proceden de la industria petroquímica (sustancias derivadas del petróleo) pueden provocar problemas de alergias. Son absorbidos por la piel y por lo tanto van a la sangre, ya que necesitan de la reacción de nuestro cuerpo para actuar.

Actúan después de 20-30 minutos después de su aplicación, de ahí la razón de porque aplicárselos antes de llegar a la playa. Los filtros solares químicos están compuestos por tres tipos de ingredientes: Cinamatos, Canfenos y Benzofenonas. Todos considerados disruptores endocrinos.

Solo os diré que los disruptores endocrinos son los causantes de decenas de enfermedades, desde las infertilidades, hasta la diabetes, pasando por muchos de los temidos canceres. Algunos se acumulan en la grasa sin que existan estudios sobre sus posibles efectos a largo plazo.

La benzofenona es uno de los absorbentes de rayos UV más utilizados en los productos solares.

Cuanto mayor es el nivel de protección mayor es la concentración de este ingrediente. También se utilizan en perfumes para evitar que se degraden con la luz. La piel lo absorbe muy fácilmente con reacciones fotoalergicas. Últimamente suelen añadirse a cremas faciales.

Además los filtros solares químicos contienen otras sustancias como parabenes, ftalatos, aceites minerales y aromas.

*Los filtros físicos
 Proceden de minerales. No son absorbidos por la piel, actúan desde la superficie y son como pequeños espejos, que a modo de pantalla reflejan y hacen que los rayos solares reboten sin que la piel los absorba. Estos son muy seguros. Y actúan inmediatamente después de su aplicación

Contienen generalmente Óxido de Zinc, Dióxido de titanio, Carbonato de calcio, Carbonato de magnesio, Óxido de magnesio, Cloruro de hierro. Son biodegradables y los únicos que permite la cosmética natural. No son comedogénicos, es decir, que no harán que te salgan granitos.

*Los filtros biológicos: hay algunas plantas a las que se les confiere cierta protección solar. Se encuentran en los aceites, extractos y las mantecas: como el aceite de Karité, aceite de coco, de sésamo, de karanja, el burití, de frambuesa, de zanahoria o de germen de trigo. Son antioxidantes que evitan la formación de radicales libres. Estos no garantizan la protección segura por si solos, por lo que es necesario mezclarlos con filtros físicos como el óxido de zinc o dióxido de titanio.

¿Cuál es el mejor protector solar que podemos utilizar?

El primer consejo, es lógico: evita la exposición en la medida de lo posible, y procura elegir cremas de cosmética natural. Evitando los productos industriales, que tienen como base sustancias derivadas del petróleo.

Los protectores físicos son los mejores para todo el mundo, pero especialmente para los bebes, niños, embarazadas y pieles sensibles.

Ante la duda siempre es mejor y más seguro, confiar en algún sello o etiqueta de cosmética ecológica certificada.

Yo este verano, elijo no ponerme tóxicos en mi piel.

Cada vez hay más opciones de cremas de sol libres de contaminantes

Para prepararme este artículo he leído mucho sobre los filtros físicos ( el óxido de zinc y el dióxido de titanio). He leído que el dióxido de titanio es tóxico, pero esa toxicidad se puede dar cuando es inhalado. No hay que preocuparse si es en forma de crema solar. El problema esta cuando se inhala o entra en el torrente sanguíneo Pero no radica tanto el problema en inhalarlo sino en que lo ingerimos habitualmente, si. La industria alimentaria lo utiliza como aditivo (E-171 y E-771) está presente en los alimentos que son blancos como helados de nata, yogures blancos, salsas tipo césar, leche en polvo.

Algo que es un tema polémico es la utilización de nanoparticulas. La normativa vigente obliga a los fabricantes a indicar si llevan o no llevan. Con el fin de que las nanoparticulas no puedan atravesar la barrera cutánea someten a estas, a un proceso de revestimiento ( normalmente con silicio) para agrandar el tamaño.

Considero que las marcas que hacen solares sin nanopartículas hacen un mayor trabajo, reformulando año tras año el producto para conseguir, para conseguir un producto seguro y que sus inci’s sean lo más transparentes posible.

Y yo me pregunto… ¿por qué hay sustancias tóxicas en los protectores solares si dañan la salud y el medio ambiente?

A las empresas de cosmética y farmacéuticas les importa un pimiento lo que te pongas en la piel, solo les preocupa sacar beneficios a costa de nuestra salud.

El pasado mes de junio la Comisión Europea publico una propuesta de regulación. Ya desde el 2013, está batallando con la elaboración de una legislación que regule el tema de los contaminantes o disruptores endocrinos. Pero la presión (lobbies) de grandes industrias, como la de pesticidas, química, plásticos y cosmética, hicieron que esta regulación se retrasara. Y finalmente tras las negociaciones del TTIP siglas en ingles (Transatlantic Trade and Investment Partnership (tratado transatlántico de Comercio e Inversiones) ha hecho que la propuesta sea tan restrictiva a la hora de identificar estos tóxicos, que no va a eliminar ninguno de los que se encuentran en los productos cosméticos, lo que nos deja a los consumidores desprotegidos.

Este es un tema complicado y no es el propósito de mi artículo, pero solo os diré que las normativas ambientales son las mayores barreras y las grandes industrias quieren evitar a toda costa que este tema se legalice.

No es fácil leer las etiquetas de los cosméticos, pues los consumidores no sabemos de química, y no podemos saber todos los nombres de las sustancias que debemos evitar, y la industria lo sabe.

Además muchas de estas sustancias aparecen con nombres en ingles o nombres comerciales.

No quería hacer estar entrada a mi blog tan extensa, pero yo que soy curiosa por naturaleza, no dejo de investigar, descubrir, y tengo que compartir. Así que ya no me enrollo más por hoy, y resumiendo os diré solo cuatro cosas más.

Seguro que se me ha quedado algún cabo sin atar, podéis contactar conmigo si tenéis alguna pregunta.

Si tienes un centro de salud, una peluquería, una estética y quieres hacer una charla sobre este tema, ponte en contacto conmigo estaré encantada de compartir este tema con todo el mundo que le preocupe su salud y la de su familia.

*Por favor, protégete del sol pero con sentido común, y disfruta de la naturaleza.

*Muy importante los menores de 6 meses no deben estar expuestos al sol.

*También podemos usar camisas de manga larga, pantalones largos de color claro, sombrero, gorra con visera, gafas de sol para protegernos del sol.

*En días nublados también hay que protegerse.

*El daño solar es acumulativo.

*La radiación solar es más intensa de 10 a.m – 16 p.m

ECOnsumo.es

Fuentes consultadas: blogs Medicina de familia en la red, Idun Nature, Belleza Pura, Daza Natura. Informativo Bio Eco Actual y webs: www.northshore.orgwww.webmd.comwww.cdc.govwww.skincancer.org

Fuente: este post proviene de Judit Piqueras, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies